viernes, 4 de abril de 2014

JOHN EVERETT MILLAIS y su obra " La dama de honor" (1851)

Ya que estamos trabajando el Romanticismo en clase, dedico a mis alumnos de 2º de Bachillerato esta obra para que entiendan las características de este movimiento tan interesante en la historia del Arte.

LA DAMA DE HONOR

Una antigua superstición inglesa decía que si la dama de honor de una novia pasaba nueve veces un trozo de tarta nupcial a través del anillo podía adivinar el futuro que le deparaba en cuestión de amores.



La joven retratada por Millais, con esa expresión absorta, parece estar realizando ese conjuro.
Los prerrafaelitas como Rossetti,Waterhouse,Millais...buscaban en sus modelos la fascinación y realizaban un tratamiento especialmente delicado en sus personajes femeninos.
En esta obra, Millais también hizo algo innovador,el tratamiento del color.
La larga cabellera, domina el cuadro y lo invade con tonos cálidos anaranjados que se transforman en amarillos en su vestido de seda, aunque luego vuelven a tomar protagonismo en la fruta que aparece sobre el plato en primer plano.
El fondo del cuadro marca un contraste violento y parece empujar a la dama de honor hacia delante y... con la mirada fija hacia el frente y a la vez concentrada en el conjuro, parece mostrar un gesto de descaro y de afirmación de lo que, muy convencida, está haciendo.
Destaca la delicadeza del detalle floral del vestido, de pincelada casi impresionista y que nos permite centrar toda nuestra atención en el rostro de la modelo de fuerte e independiente personalidad pero, al mismo tiempo, de indudable encanto.

1 comentario:

  1. Pilar:
    Parábola o magia. ¡Qué más da! Se trata de hermosura, belleza y esa mirada también podría servir para ilustrar aquellos veros de Cernuda «La mirada es quien crea, / Por el amor el mundo» Vale la pena esperar tus entradas, pues, más allá de la espera está la luz de la belleza.
    Muchas gracias, Pilar.
    Un abrazo,
    Cecilio

    ResponderEliminar